Reset Password

Submit Property
click to enable zoom
Loading Maps
We didn't find any results
open map
Your search results
29 junio, 2020

Bodega Casablanca

Hoy os traemos uno de los mejores restaurantes de Sevilla para comer, la bodega Casablanca, se sitúa en Adolfo Rodriguez Jurado y cuenta con más de 40 años de experiencia. LA historia comienza con Valentín Antonio Casablanca, abuelo de los actuales gestores de Bodeguita Casablanca. Regentaba en los años 40 un célebre local en la Alameda de Hércules esquina Santa Ana. Se llamaba La Antigua Sacristía, en honor del hotel del mismo nombre allí ubicado. Su hijo Manuel recibió el gen de la hostelería de raza. La tercera generación, Antonio y Tomás, no tardaría en abrir sus propios establecimientos. Primero, la Bodeguita Los Barriles, playa de Matalascañas, años 80. Más tarde, el Bar Manzanilla Sanlúcar y el Restaurante Casablanca, ambos en la calle Zaragoza, ya en el casco antiguo de Sevilla capital. También administraban otra Bodeguita Los Barriles en la Casa de la Moneda. En 2005 se traslada la bodega Casablanca a su ubicación actual.

Destaca por su presentación tradicional y clasicista, es Sevilla en estado puro. En sus fotos del Señor de la Salud de los Gitanos, en su decoración taurina e íntima. Un lugar donde el sevillano y el visitante se sentirá cómodo y como en casa. Su servicio destaca por su cercanía y el cuidado al más mínimo detalle, cada gesto está orientado a la necesidad de los clientes. Con la posibilidad de comer en la tan famosa barra o si lo prefieres puedes sentarte en su terraza o su salón comedor. 

Siendo una de las mejores opciones para tapear en Sevilla, Bodeguita Casablanca, es fiel a la tradición de la tierra, trabaja el guiso. Dos o tres al día. Bendito cuchareo. ¿Ejemplos? Fideos marineros, sopa de tomate, habas con choco, garbanzos con coles, menudo a la andaluza, lentejas, chícharos, fabes con manitas de cerdo, puchero de habichuela y calabaza, patatas guisadas…  Un tesoro culinario ideal para quienes gustan de tapear en la ciudad de la Giralda, cuchara en mano. Aunque no olvidemos esas tapas frías que no pueden faltar como la ensaladilla, el salmorejo o las papas aliñás.  Con una materia prima increíble que abarca desde el mejor pescado hasta la mejor carne  es sin duda una parada obligatoria para los más exquisitos. 

Si vienes a Sevilla debes ir a comer allí, se te hará la boca agua con sus deliciosas tapas y raciones y no te olvides de su espectacular servicio. Cuéntanos qué te ha parecido en nuestras redes sociales.

Share